Maravillas Lamberto, la rosa navarra.

“La muerte no fue capaz
de sepultar tu mañana   
ni podrá pintar de olvido 
la acuarela de tu alma”  
Fermín Balentzia.

El 15 de agosto de 1936 en Larraga (Navarra) se vivió uno de los episodios más espeluznantes llevado a cabo por los fascistas que el 18 de julio de ese mismo año decidieron ganar con las armas lo que no habían conseguido ganar en las urnas.

A las dos de la madrugada, un requeté y un carlista ragueses acompañados de una pareja de la guardia civil, llamaron insistentemente a la puerta de la casa donde vivía Vicente Lamberto, republicano y miembro de la UGT. El único “delito” de Vicente era ser sindicalista y no ir a misa. Su hija de 14 años, no quiso dejar a su padre solo e insistió en acompañarlo, intuyendo el trágico destino que le esperaba. Lo que ella no podía imaginar en ningún momento era la suerte que ella misma correría.

Esa niña se llamaba Maravillas Lamberto Yoldi y desde ese mismo momento pasaría a formar parte de la trágica historia que empaña la memoria de nuestro país.

Maravillas-Lamberto-Yodi1
Una vez en el Ayuntamiento del pueblo, los fascistas metieron al padre en la cárcel situada en los bajos del edificio, mientras que a Maravillas la subieron a la parte superior. Allí, la violaron en repetidas ocasiones, sin escuchar los lloros de la niña y sin sentir ni compasión por ella ni el más mínimo remordimiento por lo que estaban haciendo.
Sobre las cinco de la mañana, y ante la atenta mirada de un grupo de vecinos, que no hizo nada por impedir las muertes del padre y de la niña, los violadores metieron a Vicente y a su pequeña hija en un coche. Maravillas, destrozada, no dejaba de llorar. Los llevaron a un bosque donde ambos perderían su vida a manos de estos criminales.

Antes de fusilar a Vicente, volvieron a violar a la niña delante de él. Con lágrimas en los ojos y en el corazón, Vicente Lamberto fue fusilado. Maravillas, rota por dentro y por fuera, trató de escapar, pero los asesinos de su padre la cogieron, quitándole la vida a unos metros del cuerpo inerte de su progenitor.
Vicente Lamberto, como tantos republicanos asesinados en toda España, sigue enterrado en una cuneta setenta y ocho años después de su brutal crimen. El cuerpo de Maravillas fue encontrado por unos pastores; sus asesinos dejaron su cadaver desnudo sin enterrar para que sirviera de alimento a los perros.
A las 12 del mediodía de ese mismo día, los violadores asesinos de una niña de 14 años acudían a la misa en honor de la Virgen de la Asunción recibiendo la comunión como si tal cosa. La vida de Maravillas y Vicente Lamberto fue arrebatada de manera cruel a manos de unos asesinos que continuaron con la suya como si no hubiera pasado nada.

Setenta y nueve años después de que sus vidas fueran truncadas, Maravillas y Vicente siguen esperando justicia. Setenta y nueve años después seguimos en deuda con todos los españoles asesinados a manos de los fascistas.

Anuncios

11 comentarios en “Maravillas Lamberto, la rosa navarra.

  1. Mar dijo:

    Cuanta tristeza y rabia. Estamos contruidos sobre cimientos de sangre y dolor. No avanzaremos hasta que no se dignifique a todas las víctimas de la barbarie fascista. Gracias por regalarnos esta historia, aunque sea tan triste. Bss

    Me gusta

  2. DIZMATAL dijo:

    Que luego nadie se extrañe de que no me sienta orgulloso de la historia del país donde nací.Y que nadie me pregunte el porqué de mi no creencia en ningún dios.Ser un cruel,miserable,violador y asesino,y ser perdonado por acudir a misa.Con las manos manchadas de sangre y la bragueta aún bajada.

    Me gusta

  3. Jose G Cor dijo:

    No dudes que intentarán que sigan impunes.
    Porque los que hicieron eso, y los que ahora son hijos o nietos, piensan que es lo que merecían.
    Y eso sólo ocurre porque no se ha juzgado y condenado a nadie por las atrocidades que cometieron.
    En lugar de esconderse en un agujero y agachar la cabeza avergonzados y señalados, sacan pecho y tenemos que ver y oír su prepotencia y soberbia.

    No habrá paz si no hay justicia, y menos perdón.

    Me gusta

  4. juan francisco romero sánchez dijo:

    despues de leer esto,no quiero cegarme por mi rabia para escribir mis textos,el pasado esta lleno de historias como la de esta pobre niña y su padre,no van a lograr que olvidemos cada vida que arrebataron ni que los perdonemos,en 1978 ofrecieron los asesinos empezar de cero,es de risa que fácil cuando as sido el verdugo y no la víctima

    Me gusta

    • Tadeo dijo:

      Porque lo que hicieron los padres o abuelos no son culpables los hijos o nietos, uno de los falangistas acabo muriendo quemado en un camión en el frente de Bilbo. A sus hermanos les regalaron cuatro pretendas después de la guerra civil, para seguir siendo los siervos de Don Crisanto y Pedro Sanchez.

      Le gusta a 1 persona

  5. Carlos dijo:

    Es vergonzoso que todavia haya cadaveres en las cunetas, que la derecha no sea capaz de mirar atras y asumir los hechos del pasado, que la iglesia catolica no haya condenado estos miles de crimenes, que en nuestro pais no seamos capaces de cerrar eda dramatica pagina de nuestra historia reconociendo los hechos, restituyendo la dignidad de las victimas, facilitando a sus descendientes la busqueda, identificacion y sepultura de sus allegados. Lo peor es que para muchas personas los Lamberto eran unos rojos y tuvieron lo que merecian. Todavia hay gente que piensa asi.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s